Muros de Ladrillo

LOS MUROS DE LADRILLOS


Los muros no cumplen sólo la función de limitar espacios como cerramientos laterales, sino que en muchos casos llegan a ser un componente de fuerte contenido estético; sin olvidar la importancia aún mayor que tiene en el caso del muro portante como componente estructural.

Por lo tanto no debe tratarse al muro como elemento solo de cierre y resuelto al final del proyecto, sino pensando que a través de la misma obtendremos relieves, color, formas, movimiento, llenos y vacíos, luz y sombra, textura, etc.

Distintos tipos de muros.

De ladrillo común:

• En cimiento.

• En submuración.

• De 0.45

• De 0.30

• De 0.15

• De 0.08



De ladrillo para vista:

Según el tipo de ladrillo,

• Media vista (común de mano, elegido).


• Vista (de mano, cocción controlada y clasificada).

• Media máquina.

• Máquina (de molde, prensado semimacizo).

Según el color del ladrillo,

• Bayo (poco cocido, sumamente frágil y color anaranjado)

• Normal (fuerte, color y textura parejos)

• Plateado (muy cocidos, al golpearlos producen sonido metálico, color rojo morado con muchas manchas negras, amarillas y plateadas).

Según su uso,

• Doble visto macizo.

• Doble con cámara de aire.

• Visto simple de 0.15.



LOS APAREJOS

¿Qué son los aparejos?

Es la disposición que adoptan los ladrillos en una pared para conseguir determinada textura, manteniendo un solapado adecuado.

Un buen aparejo es asegurar que cualquier carga que actúe se distribuya a través de toda la pared, consiguiendo la máxima capacidad portante, estabilidad lateral y resistencia a empujes.

¿Qué condiciones deben reunir los aparejos?

Emplear siempre que sea posibles ladrillos enteros y caso de utilizar cortados que sean 2/3 del entero.


Tipos de aparejos

• De Sogas.

De Tizones o Español.

• De Sardineles

• Inglés en Cruz o Belga.

• Inglés Antiguo.

• Flamenco o Gótico.



De ladrillo hueco:

• Portantes de 0.18.

• Portantes de 0.12.

• De 0.12.

• De 0.08.



• Según el material y el espesor.

• Función estructural y estética.

• Ladrillo para revocar.

• Ladrillo visto.

• Otras.



Cómo levantar el muro

Para su ejecución lo primero será hacer el replanteo, mediante reglas que deben estar sujetas al suelo, deben estar perfectamente aplomadas y sobre las reglas se marcarán las hiladas con lápiz, quedando la regla marcada.

Debe observarse lo siguiente:

• Mojar los ladrillos.

• Conservar los niveles de cada hilada mediante hilos entre reglas y observar los plomos de las hiladas con la plomada.

• Si se debiera interrumpir la pared se dejará formando entrantes y salientes a manera de redientes para continuar y conseguir una perfecta traba.

• Cada dos hiladas se repasarán todas las juntas.

• Con temperaturas muy bajas es conveniente cubrir con un plástico para evitar que se hiele el mortero y si fueran muy altas mojar el mismo.

LA TRABA.

Para asegurar la resistencia del muro, las juntas verticales deben quedar trabadas, superponiendo como mínimo 1/4 de ladrillo, se recomienda superponer 1/2 ladrillo.

LA JUNTA.

La junta es la distancia que queda entre mampuestos, de una hilada a otra.



Tipos de juntas:

• Oculta.

• Rehundida, cuando el mortero queda sometido con respecto al paramento.

• Saliente, cuando el mortero rebasa el mampuesto.

• Degollada,

• Enrasada, forman el mismo paramento la junta y el ladrillo.

• Matada superior, cuando el mortero se aplasta con la cuchara remetiéndole con el borde superior.

• Matada inferior, similar al anterior, cambiando la inclinación de la cuchara.

EL MORTERO DE ASIENTO.

El mortero es la argamasa, formada por la mezcla de áridos (cementos, cales y arenas) y agua, que permite unir los mampuestos.

Tipos de Morteros

De cal hidráulica (1:3).

Está compuesto de 1 parte de cal común, 3 de arena, más agua.

De cal hidráulica reforzado (1/4:1:3).

Está compuesto de 1 parte de cal común, 3 de arena y se lo refuerza con 1/4 parte de cemento portland, más agua.

Cemento de Albañilería (1:4 ó 5)

Este puede reemplazar al mortero de cal hidráulica reforzado y está compuesto por aglomerantes con el agregado de productos plásticos y se les adiciona 4 ó 5 partes (según fabricante), más agua.

Condiciones:

• Resistencia adecuada.

• Adherencia suficiente a los materiales a unir.

• Impermeabilidad a los fluidos.

• Durabilidad a la intemperie.

• Buena dosificación de agua, es conveniente que el mortero sea seco y el ladrillo esté mojado.



LAS CAPAS AISLADORAS

La humedad del terreno sube a través de las paredes por los capilares del material, por lo tanto para evitar que se humedezca la pared hay que materializar una barrera: la capa aisladora horizontal. Así mismo, para evitar que se humedezca por la acción del agua de lluvia y viento hay que realizar la capa aisladora vertical.

Debe observarse que la cubierta de techado complementa la aislación hidrófuga total del edificio.



La capa aisladora horizontal debe ocupar todo el espesor del muro.

Hay que cuidar que sea continua y que no tenga astillas, restos de cascotes o cualquier otra cosa porque basta una falla para que pase la humedad.

¿Dónde hacerla?

Al llegar al nivel que tendrá el contrapiso interior hay que hacer una capa impermeable horizontal en los muros, tanto exteriores como interiores.



¿Doble capa aisladora?

Se considera innecesaria si fue diseñada y ejecutada correctamente. Pero por mayor seguridad pueden hacerse dos capas que estarán separadas dos o tres hiladas de ladrillos y unidas entre si con capas verticales en las dos caras de la pared. La capa aisladora inferior irá debajo del nivel del terreno exterior.



REFUERZOS DE LOS MUROS

Pilares.

Los reglamentos municipales fijan un largo máximo para paredes de menos de 0.30 mts. Ese largo se mide entre pilares o encuentros con otras paredes.

Columnas.

Si se quieren evitar las salientes de los pilares, hay que hacer columnas de HºAº del espesor de la pared, debiendo quedar bien trabadas con las hiladas de los ladrillos.

Anclaje inferior.

Cuando hacemos la fundación tenemos que dejar 4 hierros doblados en "L" para empalmar con la armadura de la columna de refuerzo.

Los Dinteles.

Cuando la pared continúa por debajo de una abertura o vano hay que reforzarla haciendo un dintel que sostenga esa parte de la pared y lleve las cargas a los apoyos.

Pueden materializarse con hierros colocados dentro de una capa de concreto de 3 cm. De espesor y apoyados no menos de 20 cm. A cada lado. Ver planilla adjunta.


El encadenado superior.

El encadenado superior distribuye el peso del techo o planta alta en forma pareja a lo largo de la pared, especialmente cuando las cargas sobre la pared se concentra en pocos puntos.

Al materializarlo sobre todas las paredes se le da mayor rigidez a la edificación.

Debe realizarse con HºAº de ancho igual al espesor de las paredes y de una altura mínima de 15 cm.